60 Shares

¿Buscando por el perfecto, refrescantes exfoliante para revivir la piel cansada y opaca? No busques más! Éste exfoliante casero de té verde sólo utiliza cuatro ingredientes y dejará tu piel suave como la seda después de un solo uso! Es super refrescante y puedes hacerlo en solo minutos. El té verde en este exfoliante casero también desintoxicará la piel, todo mientras remueve las células muertas y revelando una piel suave y radiante.

Exfoliante Casero de Té Verde

exfoliante de te verde

Té verde: Fácil de adquirir (obviamente), el té verde está lleno de antioxidantes que pueden ayudar a reactivar las células y combatir la piel maltratada. Las hojas de té verde añadidas directamente a este exfoliange desintoxicarán y exfoliaran la piel.

Azúcar: ayuda a mantener la piel humectada al igual que estimular las células para revelar una piel más clara y suave. Debido a su abrasión, la azúcar también es perfecta para exfoliar.

Aceite de oliva: el aceite de oliva está lleno de antioxidantes que pueden ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro, todo mientras hidrata y limpia.

Miel: También llena de antioxidantes, la miel contiene enzimas naturales que ayudan a limpiar y nutrir. La miel también puede combatir el acné debido a sus propiedades anti-bacteriales.

Necesitarás:

  • 1 cdas hoja de té verde (directo de la bolsa, alrededor de 2-4 bolsas)
  • 1 taza de azúcar blanca
  • 1/2 taza de aceite de oliva extra virgen
  • 2 cdas miel
  • 10 gotas aceite esencial de lavanda, o cualquier otro aceite esencial de tu preferencia (opcional)

Direcciones:

  1. En un tazón mediano, combina todos los ingredientes y mueve hasta que estén bien combinados.
  2. Vierte en un frasco o contenedor hermético, limpio y utiliza como utilizarías cualquier otro exfoliante en la ducha.

Si te gustó este post, no olvides compartir 🙂

Exfoliante Casero de Té Verde

60 Shares