Exfoliante Casero De Sal, Lima, Y Romero

By Sofía Garcia / March 18, 2019

¿En busca de un exfoliante de sal refrescante y veraniego? No busques más que este exfoliante casero de sal, lima y romero que dejará tu piel radiante y super suave! Hecho con sal de mar, romero, lima fresca, y aceite de oliva, este exfoliante de sal gentilmente remueve las células muertas de la piel revelando una piel ultra suave, radiante después de un solo uso. Esto exfoliante casero de sal, lima y romero huele absolutamente divino y luce como un exfoliante comercial súper costoso (pero en verdad no lo es!).

Exfoliante Casero De Sal

Ingredientes:

  • 1 1/2 tazas de sal – sal Epsom, Sal de magnesio o sal de mar
  • 4 cdas aceite de oliva
  • El jugo de dos limas o limones
  • La cáscara de 1 lima o limón
  • 2 ramitas de romero

Beneficios Curativos:

Este exfoliante de sal, lima y romero tiene un montón de beneficios curativos para la mente, cuerpo, y alma! Vamos a chequearlos!

Recomendamos que utilices sal Epson o sal de magnesio, pero si no las tienes, la sal de mar también funcionará bien!

La sal ayuda a que los músculos se relajen y también reduce la inflamación.

El aceite de oliva también es un antiinflamatorio, humectante, y ayuda con las condiciones de la piel eczema y psoriasis.

La lima y el limón son agentes blanqueadores naturales que ayudan con la descoloración de la piel, puntas envejecidos, manchas oscuras, y manchas de sol.

El romero ayuda a la condición de la piel y también puede ayudar a aliviar el dolor, además le brinda una maravillosa esencia a este exfoliante de sal!

Direcciones:

  1. En un tazón mediano, mezcla el aceite de oliva y la sal.
  2. Mezcla bien para combinar.
  3. Exprime en la mezcla las 2 limas o limones y menea otra vez.
  4. Añade la cáscara y las ramas de Romero.
  5. Vierte en un frasco masón limpio (y bonito!).
  6. Utiliza en la ducha sobre tu piel húmeda. Toma una cantidad generosa y exfolia directamente sobre la piel despacio, en círculos.
  7. Enfoca te en las áreas ásperas como codos, rodillas, y espalda.
  8. Enjuaga y seca con cuidado.
  9. No utilices más de 3 veces a la semana.

¿Te gusta este post? Pega y comparte 🙂

Deja un comentario

Leave a comment:


66 Shares
Pin4
Share62
Tweet
Share
WhatsApp