25 Shares

Las fresas y la miel van de la mano como la mantequilla y el pan, pero no sólo en un tazón! La combinación de fresas congeladas o frescas y la miel pueden tener unos super beneficios en la piel, especialmente para aquellos con la piel grasosa y propensa al acné. Las fresas son un exfoliante natural y remueven las células muertas, lo que a su vez revela una piel super suave y radiante. La miel, por otra parte, es un antibacterial y antiséptico añadiendo beneficio a la lucha contra el acné, promoviendo la generación saludable de las células y limpiando. Esta mascarilla facial casera de fresas y miel es super fácil de hacer, pero dejarán unos maravillosos resultados!

Mascarilla Facial Casera de Fresas y Miel

mascarilla de fresa

Ingredientes:

  • 3-4 fresas
  • 2 cdas miel
  • 1 cda azúcar

Direcciones:

  1. Lava las fresas y remueve los tallos.
  2. Utiliza un cubierto para machacar las fresas o vierte todos los ingredientes de un procesador de comida excepto la azúcar.
  3. Mezcla con azúcar hasta que estén bien combinados.
  4. Aplicar la mascarilla sobre la piel limpia y deja puesta por 10-15 minutos.
  5. Remueve la mascarilla exfoliando despacio, en círculos y enjuaga con agua tibia.

Las fresas limpian, exfolian y dejan la piel sintiéndose super suave, mientras la miel contiene propiedades anti bacteriales y antisépticas y la Azúcar remueve cualquier sucio y las células muertas de la piel.

Utilíza 2-3 veces a la semana para una piel más suave y radiante.

Si te gustó este post, no olvides compartir 🙂

Mascarilla Facial Casera de Fresas y Miel

 

25 Shares