Si tienes los poros grandes y piel grasosa, esta mascarilla facial de carbón y baking soda es el remedio perfecto para eliminar el aceite, reducir los brotes de acné, y minimizar los poros grandes. Todos los ingredientes naturales hacen de esta mascarilla facial de carbón y baking soda perfecta para todo tipo de piel, y solo te costará unos centavos!

Mascarilla Facial de Carbón y Baking Soda

mascarilla de carbon activado

Ingredientes:

  • 1/2 cdta carbón activado en polvo
  • 1/2 cdta arcilla bentonita
  • 1/4 cdta baking soda
  • 1/4 cdta aceite de coco
  • 1 cdta agua

Direcciones:

  1. En un tazón de vidrio, mezcla todos los ingredientes juntos utilizando una cuchara de madera. Asegúrate de utilizar una cuchara de madera y no una de metal – la cuchara de metal reaccionará negativamente con la arcilla bentonita.
  2. Aplica la mascarilla sobre toda tu cara y cuello y deja la puesta por 10 minutos.
  3. Ten encuenta que después de 10 minuto la mascarilla puede que no se seque completamente, pero remuévela de todas formas porque dejarla secar completamente puede tensar la piel (especialmente aquellos con la piel seca, y sensible).

Beneficios de la Mascarilla Facial de Carbón y Baking Soda:

El polvo de carbón activado drena la piel naturalmente de toxinas, bacteria, suciedades, aceite y otras impurezas de la piel. El carbón también minimiza los poros grandes y previene los puntos negros y los brotes de acné.

La arcilla bentonita también ayuda a purificar la piel, pero también contiene minerales esenciales que curan e hidrata en la piel.

La baking soda elimina el exceso de aceite en la piel y también exfolia, removiendo las células muertas y revelando una piel nueva y más suave.

Utiliza esta mascarilla una vez a la semana para la piel seca/sensible, o dos veces a la semana para la piel grasosa/propensa al acné.

Si te gustó este post, no olvides compartir ?

Mascarilla Facial de Carbón