Este exfoliante casero de lavanda y limón se convertirá rápidamente en uno de tus exfoliantes favoritos de todos los tiempos por lo simple de hacer y por su divina esencia! Así que si estás buscando por el mejor estimulante mañanero, no busques más que este exfoliante casero de lavanda y limón! La esencia del limón te despertará instantáneamente mientras la lavanda relajará todos tus sentidos para que puedas empezar tu día de la manera correcta!

Exfoliante Casero de Lavanda y Limón – Receta

exfoliante de lavanda y limon

Ingredientes:

  • 1 taza de sal Epsom
  • 4 cdas aceite de coco
  • 1 cdta aceite esencial de lavanda
  • 1 cdta aceite esencial de limón
  • Opcional – colorante de Comida púrpura o amarillo (si no vas a usar colorante, el exfoliante será blanco!).

Direcciones:

  1. En un tazón para microondas, derrite el aceite de coco por 5 minutos hasta que se derrita por completo.
  2. Al aceite de coco derretido, añade la sal Epsom, el aceite esencial de lavanda y el aceite esencial de limón.
  3. Mueve hasta que estén bien combinados.
  4. Transfiere la mezcla en un frasco o contenedor hermético.
  5. Utiliza en la ducha sobre la piel mojada, tomando una pequeña cantidad y frota sobre tu piel despacio, círculos.
  6. Empieza desde tus pies hacia tu pecho, frotando vigorosamente sobre las áreas ásperas como los codos, rodillas y hombros.
  7. Enjuaga y seca con cuidado.
  8. Continua con un hidratante casero.

Mantenlo en un lugar frío y seco, trata de que no se entre nada de agua en el exfoliante para que pueda durar por meses.

¿Te gusta este post? Comparte y pega ?

Exfoliante Casero de Lavanda